ITEC - Informática e Internet SL
www.meridajoven.com Cartelera de cine, peliculas, horarios, estrenos... Medios de Transporte Callejero de Mérida Registro de empresas gratuito Actuaciones, espectaculos, conciertos, teatro... Actividades, exposiciones, charlas, coloquios... Añadir a tus favoritos MeridaJoven como tu página de Inicio
Meridajoven.com
19 de enero de 2018
Feria Chica - Feria Grande - Semana Santa

FERIA GRANDE

Los primeros años del s. XIX son escasos en noticias referidas a las ferias, por lo que no se ha podido constatar si llegaron a suspenderse en algunos de ellos.

En 1843, la corporación municipal piensa que la feria “cada año disminuye en sus productos” por ello, se trata de darle un nuevo impulso adoptando una serie de medidas a fin de potenciarla. Entre ellas, se encuentran las relativas a la instalación del rodeo, asegurar las vías de acceso a Mérida, exención de algunos impuestos y agilización de su cobro, etc. Así, se dispone:

- Eximir del impuesto de pasturaje a vecinos y forasteros, así como del impuesto de paso al ganado que no cruzase el camino real.
- Instalar el rodeo desde la Iglesia de Santa Eulalia hasta el Fuerte de los Descalzos.
- Aumento del número de guardias en los caminos de acceso a Mérida.

El desarrollo urbanístico que comienza a producirse en la ciudad a mediados del s. XIX, tiene su repercusión en la Feria Grande. El crecimiento de la población, la construcción de nuevos barrios, la creación de una vía de circunvalación y la puesta en funcionamiento del ferrocarril hará que, desde esa fecha, el Ayuntamiento inicie la búsqueda de un lugar idóneo donde establecer el rodeo y el real. Este hecho será motivo de dudas y discusiones, tanto en el seno de la corporación municipal como entre vecinos y feriantes, desde que en 1869 el rodeo de caballerías cruzara la barrera física impuesta por el río Guadiana, para asentarse en su margen izquierda y, unos años después, el real se trasladara de la Plaza de España al Arrabal de Santa Olalla (actual Rambla).

Por otra parte, a finales del s. XIX, comienza a plantearse la introducción de festejos en las ferias. A esta cuestión no se le concedía demasiada importancia; de hecho, en la Actas de Acuerdo Municipales se repite continuamente que la de Mérida “es principalmente una feria ganadera” y no necesita de festejos, ya que su importancia está “al otro lado del Guadiana y es el rodeo”. A pesar de ello, en el año 1899 se solicita permiso al Ayuntamiento para instalar un Teatro en la Rambla.

La feria de 1893 estrenó un importante avance técnico: “la luz eléctrica”, con los consiguientes beneficios que ellos supondría. Ese mismo año, a fin de incentivar la ganadería, se intentan conceder una serie de premios a los mejores ejemplares pidiendo para ello la colaboración económica del Ministro de Fomento.

A lo largo del s. XX, las ferias tradicionales sufren una metamorfosis considerable debido, sobre todo, a la pérdida de su protagonismo comercial y al auge que va adquiriendo la programación de festejos. Los medios de comunicación hacen que el ganado ya no tenga que realizar los viajes por las antiguas rutas sino a través del ferrocarril o por carreteras. Del mismo modo, compradores y vendedores están más cerca en cualquier momento del año.

A partir de 1914, la Feria Grande de Mérida recibe un nuevo impulso con la inauguración de la plaza de toros y la celebración de espectáculos taurinos que atraerán a un buen número de visitantes a la ciudad. Es también en torno a esos primeros años del s. XX, cuando comienzan a introducirse festejos en las ferias a pesar de las negativas constantes de los distintos Ayuntamientos para hacerlo. Cada año son más las atracciones que visitan la Feria Grande (teatros, circos, casetas de baile) propiciando una serie de festejos que serán la base de las ferias actuales.

La publicidad es otra novedad que empieza a institucionalizarse, en el s. XX, con motivo de las ferias. Ya desde finales de la centuria anterior, se empezaba a utilizar la publicidad impresa, aprovechando la edición de programas de ferias que serían los sustitutos de los antiguos pregones.

La Guerra Civil española obliga a suspender la feria, al menos el año 1936. En la década de los cuarenta vuelven a potenciarse los bailes de sociedad organizados por el Liceo, Círculo Emeritense y Círculo Artesano, los actos deportivos, culturales, y las atracciones musicales. A partir de la segunda mitad de siglo, se evidencia una progresiva desaparición de los rodeos ganaderos, a la vez que aumentan las actividades festivas, por lo que se puede decir que lo que antaño fuera una “Feria sin Fiestas” es ahora una “Fiesta sin Feria”. Al respecto, escribía Santiago Rosado en el diario Hoy de 1 de septiembre de 1960: “quizás no nos percatemos de que en cada feria haya menos yuntas y menos arreos con madroños y campanillas; menos trébedes y tenazas para el fuego hogareño; menos pacíficos borriquillos y briosos caballos que montar y otras mil cosas más que nos eran familiares y que hoy van siendo desplazadas por eso que llamamos mecanización, industria y progreso”.


www.meridajoven.com

Portales Joven:
www.caceresjoven.com - www.badajozjoven.com - www.moralejajoven.com - www.sierradegatajoven.com - www.coriajoven.com
www.meridajoven.com - www.plasenciajoven.com - www.trujillojoven.com - www.vegasaltasjoven.com - www.donbenitojoven.com -
www.villanuevajoven.com - www.tierradebarrosjoven.com

Cartelera | Actividades y exposiciones | Actuaciones y espectáculos | Teléfonos de interés | Medios de transporte
Enlaces de interés | Callejero | Condiciones Generales | Registro de usuarios | Registro de empresas | PUBLICIDAD




Casas Rurales en ExtremaduraHospederías